Lychee Entrevista | Oriol Paulo y sus suspenses

A mí me gusta mucho jugar con el espectador…desde la estructura.

Oriol Paulo,es un guionista y director de cine. Este realizador se dio a conocer por su trabajo como guionista en Los ojos de Julia, producida por Guillermo del Toro. Su película El cuerpo, fue nominada en los Goya, y premiada como Mejor película en el Festival de Cine Fantástico de París. En 2016, escribió y dirigió Contratiempo, protagonizada por Mario Casas, Bárbara Lennie y José Coronado. Su nueva película es Mirage, protagonizada por Adriana Ugarte.

LA ENTREVISTA

Creación fílmica

*L=Lychee  O=Oriol

 

L: ¿Qué te atrae más del mundo del cine?

O: Pues yo creo que la capacidad de provocar emociones en el espectador. Sobre todo, lo que implica, lo que es la experiencia colectiva de un grupo de gente que se sienta en una sala, y comparten una serie de emociones. Y sobre todo, lo que busco con mis películas es que cuando llegues al final, salgas del cine, con el recuerdo de la película y comentando.

 

L: ¿Tienes algún tipo de proceso a la hora de escribir tus guiones?

O: Sí. Tengo un proceso que suele ser muy largo a la hora de pensar lo que es la idea, concepto. Para mí, esto es lo más importante, lo que lleva más tiempo, el tener muy claro qué vas contar y cómo lo vas a contar. Y una vez lo tengo claro, sí que bueno, es más un trabajo técnico de estructurar. A mí me gusta mucho retar al espectador con las películas, y partir de lo que los americanos llaman el “what if”, y si pasara esto o pasara lo otro. Y a partir de esta pregunta intento provocar una reacción en cadena que vaya conduciendo al espectador por las emociones de los personajes. Pero básicamente en el proceso de escritura, para mí lo importante es sobre todo la idea, tener esta pregunta muy clara, desde dónde vas a atrapar al espectador, y luego tener una respuesta que esté a la altura.

 

L: ¿En tus películas, temas recurrentes son la moralidad, la venganza y la justicia; en cuanto a la estructura utilizas la narrativa paralela, las trampas a los personajes para obtener una confesión, ¿Qué te atrae de estos temas, y estas formas de expresión?

O: Sobre la temática, sí que es verdad que en mis primeras películas tocan temas como venganza, justicia, y la tercera ya no va por aquí. Pero hay algo de argumento universal en lo que es el motor de un personaje, que tanto la venganza como la justicia son motivaciones muy claras a nivel de trabajar el drama, y son motivaciones que permiten jugar mucho con la estructura. A mí me gusta mucho jugar con el espectador, obviamente, y mi manera de hacerlo es desde el guion, en este caso, desde la estructura. Antes me preguntabas por obras cinematográficas que me han marcado, por ejemplo, Tarantino fue un personaje que cuando estaba estudiando cine me descubrió la estructura, luego miré más atrás y descubrí que Godard ya lo había hecho. Y empecé a investigar las diferentes formas de fragmentación en la narración de las películas. Me parece que es un mecanismo, un juguete, con el que puedes llegar al espectador tratándolo siempre desde la inteligencia.

 

L: ¿Debido a que su película tiene diferentes líneas narrativas y líneas temporales, ¿cómo sueles organizar el orden de rodar los planos?

O: El orden de rodaje en ninguna película hemos condicionado el orden de rodaje por fragmentación cronológica de la película. De hecho, la primera película que yo dirigí era El Cuerpo, empezamos rodando el final en el bosque, la primera semana, con lo cual, a partir de allí, ya vale todo. Realmente yo en rodaje, lo que es la organización de cómo vamos a rodar cronológicamente la película, me dedico más a intentar a sacar el máximo partido posible al tiempo que tengo, que no a priorizar la cronología de la película. Y sí que es verdad que yo tengo la suerte de que puedo ensayar siempre en todas mis películas, lo cual sí permite el rodaje no cronológico. Es un poco a veces complicado, porque es un puzzle difícil de encajar muchas veces, pero siempre hemos puesto por adelante el global de la película por encima de la cronología.

 

L: ¿Cuáles son las diferencias narrativas entre el cine y la novela de suspense? ¿Crees que los enigmas en el cine de suspense son más fáciles de descubrir por el público que en una novela?

O: La novela tiene un beneficio cuando hablas de suspense, y es que cada espectador visualiza la novela dentro de su cabeza de una manera distinta. Y sí que es verdad que el hecho de, tú, como un escritor, provocar esta visualización te permite ser a veces más manipulador. Cuando lo pones en pantalla, obviamente ya hay algo que es de carne y hueso que real y entonces allí puedes decidir hacer trampa o no hacer trampa. Y si no lo haces, es probable que, estés dando pistas al espectador, para que pueda ir hilando un poco lo que es el misterio que estás plateando. De todas maneras, yo en general, como nota general, sí que creo que el cine de misterio o cine de suspense, más el de misterio, ha ido perdiendo un poco fuelle en los últimos años en beneficio más del cine de género de terror, y a mí me parece que es un género a rescatar.

 

L: En tus dos primeras películas como director, la verdad no se expone hasta el final de la peli, ¿Cómo entiendes el concepto de “verdad”?

O: La verdad siempre es subjetiva. Yo lo que sí que intento en mis películas es ser claro con el punto de vista. Y al final, el punto de vista puede ser cierto, puede ser no cierto, dependiendo del personaje que te lo esté contando. Y al final lo que hace el punto de vista es explicarte el personaje y sus motivaciones. A veces hasta el final no lo ves, en otras películas sí lo ves, o sea son más transparentes, ya de saque. Pero básicamente para mí el concepto de verdad depende, o va muy ligado al punto de vista de quién te está contando la historia. Y en mis películas, en las que he hecho hasta ahora, sí que es verdad que hay una fragmentación de punto de vista, y en esta fragmentación de punto de vista se establece un juego con el espectador en el que tiene que ir filtrando lo que es verdad, medio verdad, mentira, y al final de la película le damos el puzzle completo.

Cine español de suspense / colaboración con China

L: Actualmente, el cine de suspense español ha ganado fama a nivel internacional. En tu opinión, ¿existe algún rasgo común entre las películas españolas de suspense?

O: Te diría que sí. Porque todas tienen alma de sus directores, aunque hay todo tipo de películas de suspense, o de género en este caso. Yo creo que sí que es verdad que muchos directores de mi generación o los que están llegando ahora han crecido más desacomplejados a nivel de hacer cine de género, de misterio, de suspense y ser capaces de poner su voz, su punto de autoría en estas películas. Eso creo que también pasa, porque el público en general es más maduro, y ahora mismo la oferta es tan grande que la gente ya ha visto de todo con lo cual los códigos narrativos están abiertos a cualquier tipo de género.   

 

L: ¿Después del éxito en China, ¿has considerado trabajar con algún actor o actriz china, o coproducir con China?

O: Sí… No, la verdad es que, sí he tenido propuestas para trabajar en China. De momento estoy cómodo aquí. Sí que es verdad que con cierta gente que conocí cuando estuve en China, y sí que hay algo que me atrae, igual de hacer una película mía con algún código chino ya sea actores o sea por decorados o sea por tipo de historia, es algo que no descarto.

 

L: ¿Qué retos ves en la futura cooperación cinematográfica entre España y China?

O: Bueno, estaría muy bien que hubiera cooperación. Al final del mercado chino es probablemente después del americano, el mercado más importante del mundo y dentro de unos años ya va a ser el mercado más grande en el nivel económico del mundo, con lo cual para cualquier cinematografía es importante poder abrir mercados. Yo por mi experiencia, por lo que yo viví, sí que tuve la sensación de que el público chino tiene ganas de conocer otras cinematografías. Y creo que España, en este sentido, tiene mucho talento para poder abrir mercado en China. De la misma manera que cuando estuve en China conocí a directores que no conocía antes, que creo que sus películas tendrían oportunidades de aquí, si la cooperación fuera más grande.

Lychee International Film Festival

L: En la presente edición del Lychee International Film Festival, también traeremos Wrath of Silence, la última película dirigida por Xin Yunkun. Hemos visto que has escrito una buena reseña en la página de Douban. ¿Qué es lo que te ha gustado especialmente de ella?

O: Con Xin me pasa una cosa que es curiosa, yo conocía a Xin porque a él le había gustado mucho El Cuerpo, y me invitó a cenar cuando estuve en China, entonces me dio la oportunidad de ver Wrath of Silence y después The Coffin in the Mountain. Y me quedé bastante fascinado, él me lo había dicho, que teníamos universos comunes. Coffin in the Mountain tiene algo que ver con El Cuerpo, y Wrath of Silence tiene algo que ver con Contratiempo. Tocan temáticas similares y de alguna manera conecté mucho con su manera de ver el mundo, porque la puedo entender porque se parece mucho a la mía. Y viene un poco de allí la reseña, me pidieron desde la distribuidora si podía dar mi opinión. Yo la di, y es verdad la peli me gustó mucho. Y nada, con Xin, es uno de los personajes que dejé en China con los que sigo manteniendo contacto.

 

L: ¿Qué te parece la iniciativa de Lychee International Film Festival?

O: Pues maravillosa. Sencillamente por lo que te acabo de comentar de Xin. Me pasó una cosa, es una anécdota, pero cuando yo quedé con Xin en Beijing, él me pasó Wrath of Silence y me dijo que Coffin in the Mountain era una película muy pequeña y me dio una copia en DVD pero muy mala, para que yo me la viera al volver. Al volver, mirando la cartelera vi Coffin in the Mountain en el cine, y dije: esto no puede ser. Entonces así fue cómo di con el Lychee Festival y fui a verla. Y la verdad es que fue una experiencia muy bonita y creo que está muy bien que la cinematografía china encuentre su espacio también aquí en España. Porque realmente, y yo lo digo con todo cariño del mundo, es una cinematografía bastante desconocida. Y que creo que tiene mucho talento para que sea conocida.

Mirage / Durante la tormenta

L: ¿De qué trata la película “Mirage”? ¿Por qué has cogido tus colaboradores, tus actores?

O: Mirage es una película, es un thriller con un toque de ciencia ficción conceptual. Para nada es de efectos especiales. La premisa de la película parte de una ironía dramática que es, qué pasaría si para salvar una vida tuvieras que perder la tuya. Y partir de ese concepto, empezamos a trabajar, y es una película que se cuenta mucho desde el punto de vista emocional de la protagonista Adriana Ugarte. Es una película diferente a las otras dos. Sí que tiene código de thriller, pero es una película que se mueve en el mundo de las emociones, donde todo lo que pasa, pasa por el amor. Es una apuesta muy clara desde el principio.

Y la colaboración con los actores viene un poco siempre de lo mismo, yo, a partir del guion, intento encontrar los mejores actores para cada personaje. Me apetecía mucho trabajar con Adriana Ugarte. Adriana está en la edad perfecta para el personaje, tiene una fuerza emocional muy bestia, y al final lo que te cuenta la película es la historia de una madre coraje, y Adriana era perfecta para interpretar este papel.

Y luego los otros actores han ido entrando también un poco a raíz de Adriana. O sea, Adriana me dio la opción de poder trabajar con Álvaro Morte que viene de hacer la Casa de Papel, de hacer el papel del profesor que le ha lanzado a la fama, digamos, él está muy bien en la serie, yo le conocí por las directoras de casting me lo surgieron. Él hizo una prueba y me quedé encantado con él. Chino Darín encarna perfectamente lo que yo quería del personaje que interpreta. Y luego está Javier Gutiérrez que es el personaje un poco, cómo te lo diría, el que engrana todo el mecanismo de la película, es el típico personaje secundario con un peso muy grande. Y a raíz de Javi, pude también incorporar al casting a Nora Navas, y a Clara Segura que son dos actrices catalanas que me encantan y que creo que le dan una sensación de coralidad a la película que estaba ya en el guión, a pesar de que Adriana Ugarte sea la protagonista absoluta, así que todo pivota alrededor de una coralidad de personajes. Y en este caso, el proceso de casting ha sido insistir mucho en esta colaridad

 

L: ¿Antes tus guiones eran muy milimetrados, qué margen hay para la improvisación con los actores?

O: La verdad es que, en cada película, me he atrevido más a improvisar. En El Cuerpo, el proceso de ensayo fue muy duro, y el rodaje fue bastante, lo que habíamos ensayado en Contratiempo ya, en la secuencia entre Mario Casas y Anna Wagner, ya incorporé ciertos elementos de improvisación durante los ensayos y también incluso en el rodaje. Y en esta película, el proceso de improvisación ha estado desde el principio. Ya desde que empezamos a ensayar ya incorporaré las improvisaciones. Pero sobre todo también primero, porque tienes más seguridad como director, y segundo porque esta película sí que al ser más de emociones, me permitía jugar más a investigar lo que estaba pasando ahí con los actores. Y también, de las tres películas, esta es la que tiene menos hermetismo de guion. Sí que hay una estructura bastante marcada pero sí que te permitía cierta libertad para esto.

Autor: Siyu Zhou 周斯宇