Retrospectiva de Xie Fei

Xie Fei: representante de la cuarta generación de cineastas chinos.

Xie Fei, nacido en agosto de 1942 en la ciudad de Xi’an, provincia de Shaanxi, es un director, guionista y productor de la «cuarta generación» de China. En 1993, dirigió La mujer fabricante de sésamo y ganó el premio Oso de Oro en el 40º Festival de Cine de Berlín.

Entre la Reforma Económica China y Xie Fei

En 1979, ya surgieron en China películas innovadoras como resultado de la Reforma y Apertura, entre ellas, Xiao Hua (dirigida por Tseng Chang, Jian-zhong Huang) y The Thrill of Life (dirigida por Teng Wenji y Wu Tianming). En comparación con los demás directores de su generación, Xie Fei inició su carrera unos años más tarde, en 1983, con su primera película, Our Farmland. Aunque no se dedicó desde muy temprano al cine, Xie Fei obtuvo numerosos logros con excelentes películas como Una muchacha de Hunan, Nieve Negra, La mujer fabricante de sésamo, etc., especialmente con las últimas dos obras, consiguió muy buena reputación en el ámbito internacional por sus logros artísticos.

Xie Fei continuó dando clases desde 1965 en la Academia de Cine de Beijing después de graduarse en el Departamento de Dirección Cinematográfica. Entre sus alumnos, se encuentran dos de los directores más famosos de China,  Zhang Yimou y Chen Kaige, que fueron los primeros estudiantes de la Academia de Cine de Beijing tras la Revolución Cultural de la China continental. Entre 1992 y 1993, Xie Fei y sus estudiantes ganaron los premios más importantes de los tres principales festivales de cine europeos: en septiembre de 1992, Zhang Yimou ganó el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia por The Story of Qiu Ju; en febrero de 1993, Xie Fei ganó el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín por La mujer fabricante de sésamo; dos meses después, Chen Kaige ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes por Adiós a mi Concubina. Este es una de las frutos culturales de la Reforma y la Apertura. Tras estar estudiando y practicando más de diez años, nos encontramos en las cotas más altas del mundo en el ámbito ideológico y estético«, constató Xie Fei.

 

Tras cumplir los 60 años, Xie Fei fue abandonando gradualmente su carrera creativa y se adentró cada vez más en las redes sociales. Comenzó por escribir sendos blogs en “Douban» y «Weibo» (redes sociales chinas) para guardar un registro de sus impresiones sobre documentales y películas de ficción; actualmente, ya es un notable influencer que cuenta con un gran número de fans y es apodado «el crítico de cine más popular en la red».

Avanzar junto con los directores de la quita generación

La quinta generación de directores chinos surgió junto con la Reforma y Apertura. En 1977, se reanudó el examen de selectividad y en 1978, la Academia de Cine de Beijing comenzó a inscribir a estudiantes. Xie Fei dijo que la selectividad fue muy inclusiva, había tanto estudiantes mayores, de unos 30 años, como menores de edad, por ejemplo, Liu Miaomiao (directora china) una niña de 16 años. «Los estudiantes estaban muy ansiosos por aprender«, comentó. En ese momento, a la Academia le faltaba mucha infraestructura, no había ninguna sala de cine y los estudiantes solo podían aprovechar la cantina para ver películas. Igualmente, bajo esas condiciones, Xie Fei y los estudiantes disfrutaron enormemente de la oportunidad de conocer la cultura y el arte occidental. Los estudiantes, que cada semana alquilaban películas del Archivo de Cine de China, llegaban a ver más de mil películas durante los cuatro años de universidad. Xie Fei dijo que fue «un proceso para recuperar los conocimientos que nos faltaban«.

 

Enseñar también era aprender. Durante este proceso, el director Xie Fei junto con sus estudiantes cineastas, los directores de la quita generación, como Zhang Yimou y Chen Kaige, mejoran juntos sus conocimientos sobre el cine.

 

En 1986, Xie Fei dirigió Una muchacha de Hunan, que incluía una escena sexual entre el intérprete masculino y la protagonista femenina en un campo de caña de azúcar. Al año siguiente, una escena parecida se podía ver en Sorgo Rojo de Zhang Yimou. «Probablemente todos estamos influenciados por las películas japonesas«, apuntó Xie Fei.

 

Xie Fei había introducido a sus estudiantes la película japonesa en blanco y negro Onibaba, que contiene una escena en la que los dos protagonistas aparecen en un campo. “Es muy hermoso usar las cañas como fondo”. Para rodar Sorgo Rojo, Zhang Yimou compró cien acres de campo para rodar escenas con fuerza cinematográfica, mientras que Xie Fei buscó particularmente un campo de caña destruido por el viento para rodar la película, y ayudó económicamente a los campesinos. «¿Por qué la quinta generación consiguió más logros que nosotros? Son más jóvenes, avanzados y valientes en la carrera del cine, mientras que nosotros no nos atrevemos a saltar del círculo”, consideró Xie Fei.

Alumnos del director Xie Fei

Zhang Yimou

Chen Kaige

Romper el límite – inspirado por el escritor, Shen Congwen

Cuando dirigió Una muchacha de Hunan, Xie Fei intentaba mostrar que en el sistema tradicional de Tongyangxi (una tradición de matrimonio arreglado en el que las familias adoptan a una joven preadolescente c omo futura novia para uno de sus hijos infantes) el matrimonio se convertía en una tragedia, ya que el deseo sexual del ser humano no se respeta. Por esta razón, eran necesarias las escenas eróticas para expresar la idea.  Pero respecto a las más explícitas, como por ejemplo la escena en la que la protagonista andaba desnuda en la calle, Xie Fei no tenía claro si el personaje debía estar «desnudo» realmente.

 

Para despejar sus dudas, Xie Fei habló directamente con el autor de la novela original, Shen Congwen. Le preguntó si, como castigo por tener una aventura en esa época, la viuda tenía que andar por la calle estando verdaderamente desnuda. El autor dijo que, si la mujer hacía algo vergonzoso, se le obligaba a hacer algo aún más vergonzoso como sanción moral, algo que había visto realmente en Hunan. “El Sr. Shen se atrevió a escribir esa verdad en 1929, 50 años después, ¿por qué no me atrevo todavía a mostrársela al público? «, consideró el director.

Xie Fei formuló dos planes para rodar esta escena: uno era usar fotográfica panorámica y dejar que la actriz se ponga leotardo de color carne, para simular que hubiera estado desanuda; el plan B era buscar a una modelo para hacer una escena con un verdadero desnudo. Cortando algunas panorámicas, la censura  aprobó la cinta. Desde el punto de vista de Xie Fei, con los 40 años de la Reforma y Apertura, ya sea la censura de películas, o los cineastas y el público en general, están volviéndose cada vez más abiertos.

La tragedia es uno de los elementos fundamentales del realismo

Al rodar Our Farmland, en ese momento, Xie Fei fue influido por la creencia de que en una sociedad socialista no debe existir la tragedia, «lo que sucede en la nueva sociedad solo puede ser esperanza«. Pero Xie Fei considera que la tragedia, la comedia y el drama son consustanciales a la vida. La razón por la que Xie Fei eligió rodar Nieve negra y La mujer fabricante de sésamo es la compleja humanidad de los personajes. Ambas son historias trágicas, Nieve negra busca principalmente la autenticidad: el protagonista Li Huiquan, interpretado por Jiang Wen, es una persona tanto fuerte como débil, tanto buena como mala. Toda la película se inscribe en un color oscuro, «se dice que es de cine negro».

 

En 1990, la película ganó el premio Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín. Al principio, a Xie Fei le resulto bastante inesperado, pero, luego, se dio cuenta de que «toda la literatura y el arte son estudios de la humanidad. La interpretación de la humanidad es la razón por la que se me otorgó el premio» .

Fuente: The Beijing News

Periodista: Teng Chao, Guo Yanbing

49238841

Woman Sesame Oil Maker

Nieve negra

Canción de Tíbet